Como una de las tiendas de electrónica de Parla queremos dedicar este segundo post de nuestro blog a repasar algunos datos curiosos sobre las antenas de televisión. Falsos mitos que muchas veces han hecho que usemos con miedo estos dispositivos o que no les dispensemos los cuidados necesarios.


Mucho se ha dicho acerca de la relación entre las antenas y la salud de las personas que viven centra de ellas. Se trata como puedes imaginar de un miedo infundado que gira en torno a la llamada radiación electromagnética. En Sonovisión Parla somos conscientes de que aún persiste cierta desinformación sobre este concepto. De todas formas, anota una cosa: patologías como el estrés electromagnético o la hipersensibilidad electromagnética no existen.


Llegado este punto es conveniente distinguir entre las distintas ondas y radiaciones que hay. Las ondas electromagnéticas no son materiales y son capaces de existir en el vacío. La unidad de radiación electromagnética es el fotón. La intensidad de una radiación es la cantidad de fotones que tiene asociada. Por poner un ejemplo, la frecuencia del microondas y de un teléfono móvil es similar, pero la intensidad de la radiación que emite el primero es aproximadamente 5000 veces mayor que la del segundo. Por último, como una de las tiendas de electrónica de Parla te recordamos que hay que distinguir entre radiaciones ionizantes y no ionizantes. Las que son capaces de romper moléculas son las ionizantes, como los rayos X. Las que no lo son, son por ejemplo las de la radio y el microondas.